¿Para qué tipo de conflictos familiares?

 

  • Separaciones
  • Divorcios
  • Nulidad
  • Conviviencia/comunicación con la pareja y/o hijos
  • Custodia
  • Visitas
  • Pensiones
  • División de bienes comunes
  • Herencias
  • Cuidado de personas dependientes

 

Por nuestra experiencia en este ámbito podemos afirmar que el componente emocional existente en las disputas familiares solo puede ser gestionado a través de un método flexible, colaborativo y basado en el diálogo como es la mediación, en el que no existen adversarios ni perdedores.

 

 

 


E-mail

Cómo llegar